Radioterapia

Un tratamiento basado en el uso de altas dosis de rayos o partículas de alta energía para destruir células cancerosas en un área identificada. Puede ser un tratamiento único o bien combinarse con quimioterapia o cirugía. Los efectos secundarios se limitan al área a tratar aunque algunos pacientes experimentan fatiga en general. La piel del lugar de aplicación puede irritarse, cambiar de color o volverse muy sensible (radiodermitis).

Hay dos tipos básicos:

Radiación externa: que emplea máquinas especiales para administrar alta dosis de radiación sobre la zona del tumor y a una pequeña cantidad de tejido sano en los bordes del dicho tumor.

Radiación interna: también conocida como braquiterapia. Consiste en la implantación de material radioactivo en el cuerpo, en el lugar del cáncer. Pueden ser pequeños tubos, semillas o cápsulas.