Recomendaciones de cribado para el cáncer

Los estudios de cribado del cáncer son pruebas médicas que se realizan cuando la persona está sana y no presenta ningún signo de enfermedad. Ayudan a detectar el cáncer en las fases iniciales, cuando hay más posibilidades de curar la enfermedad.

 

Los estudios para detectar el cáncer colorrectal y de cuello uterino también detectan células anormales que pueden llegar a transformarse en un cáncer. La extirpación de estas células puede evitar el cáncer por completo.

 

MD Anderson dispone de planes de cribado específicos para varones y mujeres, basados en las probabilidades de sufrir un cáncer. El tipo de prueba realizada y la frecuencia con la que se repite dependen de si el riesgo de cáncer es normal, alto o muy alto. Las personas con un riesgo alto tienen más probabilidades de sufrir cáncer que aquellas con un riesgo normal. Los varones y las mujeres con un riesgo de cáncer muy alto tienen más probabilidades de presentar la enfermedad que los que tienen un riesgo alto.

 

Es importante saber si los miembros de su familia han tenido cáncer y, en tal caso, de qué tipo. Esta información, junto con sus antecedentes médicos personales, ayudará a su médico a saber si usted tiene un riesgo alto o muy alto. Usted y su médico pueden utilizar esta información para tomar una decisión bien fundamentada acerca del cribado del cáncer.

 

MD Anderson recomienda realizar estudios de cribado para los siguientes tipos de cáncer: