Inhibidores de la angiogenia

La angiogenia es un proceso mediante el cual se forman nuevos vasos sanguíneos. Algunos tumores cancerosos son eficientes en lo que se refiere a crear nuevos vasos sanguíneos, lo que aumenta el aporte de sangre al tumor y le permite crecer. Médicos y científicos están estudiando formas de inhibir la angiogenia y cortocircuitar así el desarrollo del cáncer.

 

Las células cancerosas inician la angiogenia enviando señales a los tejidos vecinos y activando proteínas que favorecen el crecimiento de los vasos sanguíneos. A medida que los investigadores van conociendo este proceso, confían en descubrir nuevos métodos para bloquear estas señales antes de que arraiguen los tumores. Los vasos sanguíneos aportan los nutrientes y el oxígeno que requieren los tumores para crecer y diseminarse, por lo que los investigadores también están investigando si puede alterarse la red establecida de vasos sanguíneos de un tumor con el fin de combatir el cáncer.