Irradiación mamaria parcial acelerada (IMPA)

La irradiación mamaria parcial acelerada, o IMPA, es una forma localizada de radioterapia (braquiterapia) que consiste en la colocación de unas "semillas" radiactivas para destruir las células del cáncer de mama que puedan quedar después de una intervención de tumorectomía. La IMPA aplica una dosis muy eficaz de radiación al tiempo que reduce en gran medida la duración del tratamiento. Este procedimiento requiere una estrecha colaboración entre el cirujano que extirpa el tumor de mama y el radioterapeuta que trata la región tumoral después de la cirugía.

 

La IMPA se aplica entre una y cuatro semanas después de una tumorectomía. Se introduce un catéter especializado en la cavidad que queda tras la extirpación del tumor. El dispositivo se deja colocado durante el transcurso del tratamiento de IMPA, normalmente unos 8-10 días.

 

Actualmente hay tres tipos de dispositivos de braquiterapia mamaria de una sola entrada. La decisión de cuál de ellos utilizar en una paciente dada la toman el cirujano y el radioterapeuta, en función del tamaño y la forma de la cavidad de tumorectomía. Cada dispositivo de braquiterapia se ha diseñado para mantener las “semillas” radiactivas en las posiciones designadas dentro del dispositivo durante períodos definidos, con el fin de garantizar la irradiación del tejido mamario de interés que rodea inmediatamente la cavidad de tumorectomía.

 

Durante el tratamiento se introduce la semilla de iridio, del tamaño de un grano de arroz, en los catéteres (luces). La semilla permanece en el interior del dispositivo en diversas posiciones permanentes durante un total de 5-10 minutos. Después se retira la semilla y vuelve a introducirse al cabo de seis horas, para un total de dos tratamientos al día.

 

¿Cuáles son los requisitos para recibir IMPA?

 

La IMPA está indicada en mujeres:

  • Con una edad igual o superior a 50  años
  • Con tumores pequeños de tres centímetros o menos que están limitados a la mama
  • Con bordes “limpios”
  • Sin ganglios linfáticos afectados

 

Ventajas de la IMPA

 

En comparación con la radioterapia convencional, la IMPA ofrece una serie de ventajas:

  • La IMPA se administra dos veces al día durante un período de 5-7 días, mientras que el tratamiento con radioterapia externa consiste en 5 sesiones por semana durante 4-6 semanas
  • La dosis de radiación se concentra en el tejido que rodea la cavidad de tumorectomía, evitando que el tejido normal y órganos esenciales, como el corazón y los pulmones, reciban radiación innecesaria