Radiocirugía con bisturí

Hoy en día, en el MD Anderson se ofrece radiocirugía con bisturí de rayos gamma para tratar tumores complicados ubicados en la zona de la cabeza y el cuello. Un bisturí de rayos gamma permite una actuación precisa sobre el tumor con una sola dosis de radiación, lo que evita a los pacientes someterse a numerosas sesiones de radioterapia y les permite recuperar una rutina normal a los pocos días del tratamiento.

 

El plan de tratamiento resultante permite que los radiocirujanos concentren la radiación en dosis altas a lo largo de las dimensiones exactas del tumor, al tiempo que se respetan las estructuras delicadas que rodean la zona de tratamiento.

El tamaño de los haces de radiación puede ajustarse hasta tan solo cuatro milímetros de diámetro para alcanzar tumores pequeños. La automatización permite que radioterapeutas y neurocirujanos traten varias lesiones en un único procedimiento.

 

El sistema de bisturí de rayos gamma está resultando ideal para tratar zonas que no pueden alcanzarse mediante cirugía. Los pacientes que no toleran la cirugía o que han recibido radioterapia previa sobre el cerebro también pueden ser candidatos al bisturí de rayos gamma. Cuando se disponga de más estudios, el bisturí de rayos gamma quizá pueda ofrecerse como tratamiento de primera línea para determinados pacientes con cánceres de cerebro, cabeza y cuello.

 

La cirugía con bisturí de rayos gamma está indicada en: