Información para pacientes con Port a Cath

SISTEMAS IMPLANTABLES PARA ACCESO VENOSO PORT-A-CATH

Su Médico le ha prescrito un tratamiento que requiere la administración frecuente de medicamentos o de otros fluidos directamente en su torrente sanguíneo. La mejor manera de administrarlo es a través de un PORT-A-CATH.


¿Qué es un sistema implantable para acceso venoso PORT-ACATH?

Consiste en un reservorio que se coloca debajo de la piel, generalmente en un lugar conveniente y discreto del tórax o del brazo, y que conecta con el torrente sanguíneo a través de un catéter. Los medicamentos o fluidos se pueden administrar directamente en el torrente sanguíneo con una simple inyección a través del reservorio.

Cada sistema consiste en tres partes:

  1. Portal: Una pequeña cámara metálica sellada en la parte superior con una membrana de silicona autosellante.
  2. Catéter: Un tubo delgado y flexible.
  3. Conector del catéter: Un componente que conecta el catéter con el portal.


¿De qué están hechos los sistemas?

Los sistemas PORT-A-CATH están fabricados de titanio, polisulfona (un tipo de plástico) o de ambos; pero a pesar del material se implantan, utilizan y mantienen de la misma manera.

Los catéteres están fabricados de materiales flexibles y especialmente diseñados para estar alojados en el cuerpo humano, como la silicona o poliuretano.


¿Cómo se colocan estos sistemas?

La implantación del PORT-A-CATH implica un breve procedimiento quirúrgico con anestesia local y/o sedación, el cual consiste en introducir un extremo del catéter en una vena, mientras que el otro extremo se conecta al portal, que está colocado completamente debajo de la piel.

Una vez que el portal y el catéter se encuentran colocados correctamente y la incisión ha cicatrizado, únicamente notará una pequeña prominencia debajo de la piel.


¿Cómo se administran los medicamentos a través de este sistema?

Al encontrarse todo el sistema oculto bajo la piel, para tener acceso al portal es necesario pinchar a través de ésta con una aguja especial.

Así, el medicamento o fluido pasa a través de la aguja a la cámara del portal y a través del catéter, llegando directamente al torrente sanguíneo.

¿Cuánto tiempo puede permanecer en el cuerpo?

Si recibe el cuidado adecuado y no surge ninguna complicación, debe permanecer en el cuerpo el tiempo que dure su terapia.

¿Cuáles son las limitaciones que necesito considerar después de la implantación del sistema?

Consulte con su Médico antes de realizar actividades que involucren un movimiento excesivo o repetitivo. Ciertas ocupaciones o actividades físicas, como el golf, la natación o el levantamiento de pesas pueden aumentar la posibilidad de que se dañe el catéter.

¿Necesita algún cuidado especial?

  • Limpieza del área: Si no está recibiendo tratamiento (y no tiene ninguna aguja colocada), el área de inyección no precisa ningún cuidado especial y usted se puede lavar y bañar normalmente.
  • Si está recibiendo tratamiento tendrá una aguja cubierta por un apósito para fijarla y mantener limpia la zona de punción. El apósito se debe mantener limpio y seco. Deberá examinar regularmente el sitio de inyección. Si le parece que el portal se movió, si nota hinchazón, hematoma, enrojecimiento o aumento de la sensibilidad, avise a su Médico o Enfermera.
  • Heparinización: El sistema se debe heparinizar cada 4 semanas o después de la administración de fluidos con 2 cc de heparina de 20 u/ml.