Radioterapia: Vejiga

INFORMACIÓN PARA PACIENTES EN RADIOTERAPIA: VEJIGA

La información aquí contenida está designada a conocer en qué consiste el tratamiento que va a recibir y los efectos secundarios más comunes derivados del mismo. Los médicos y enfermeras del departamento de Radioterapia le darán información adicional. Por favor haga las preguntas que necesite.

INSTRUCCIONES ESPECIALES DURANTE LA RADIOTERAPIA

  • El día de la sesión de planificación (simulación) se le realizará un sistema de inmovilización (colchón de vacío habitualmente) para asegurar su correcta posición durante el tratamiento y se le harán radiografías del área a tratar. En algunas ocasiones se le colocará una sonda en la vejiga, por la cual se introducirá un líquido especial (contraste) necesario para observar las áreas a tratar a través de los rayos X. Después de terminar con la planificación se le retirará la sonda.
  • Es importante que vacíe la vejiga antes de entrar en la sala de tratamiento cada día.
  • Durante el tratamiento puede ducharse, pero con cuidado de no borrar las marcas que le han hecho en la piel. Deje correr el agua sobre la zona de tratamiento y séquese con palmadas suaves.
  • No use lociones, aceites o cremas sobre el área tratada, especialmente antes de la radioterapia, ya que éstos aumentan la irritación de la piel.
  • Use ropa interior suelta y de algodón para prevenir la irritación de la piel.
  • Si tuviera necesidad de orinar con más frecuencia de lo habitual, ardor, diarrea, calambres abdominales o si notara sangre en la orina o excremento, avise a su médico o enfermera. Estos síntomas pueden ser controlados con medicación.
  • Puede tener relaciones sexuales si se siente cómodo. Usted no es radioactivo.

INSTRUCCIONES PARA DESPUÉS DE LA RADIOTERAPIA

Después de completar sus tratamientos de radiación, es importante que siga estas instrucciones generales.

  • La irritación de la vejiga normalmente desaparece dentro de las 4 a 6 semanas después de completar el tratamiento. Mientras tanto continúe tomando los medicamentos que le recetaron.
  • Avise a su médico si ocurriera un fuerte sangrado, aguda frecuencia para orinar, espasmos fuertes de la vejiga, fiebre de más de 38ºC, diarrea, náusea y/o vómito persistente.