Estudio de cribado del cáncer de cuello uterino

La frecuencia con la que debe hacerse pruebas para detectar el cáncer de cuello uterino depende de las probabilidades que tenga de contraer la enfermedad.

 

La presencia de uno o varios factores de riesgo de cáncer de cuello uterino no significa definitivamente que vaya a sufrir la enfermedad, sino que quizá tenga más probabilidades de padecer cáncer de cuello uterino. Si tiene un riesgo alto de cáncer de cuello uterino, tendrá que empezar antes a realizarse las pruebas o repetirlas con más frecuencia. Repase las listas siguientes para comprobar si su riesgo de cáncer de cuello uterino es normal o alto.

 

Riesgo alto

 

Las mujeres con un riesgo alto tienen más probabilidades de sufrir cáncer de cuello uterino que aquellas con un riesgo normal. Las mujeres con un riesgo alto son las que tienen:

  • Antecedentes de cáncer de cuello uterino o displasia cervicouterina grave (precáncer)
  • Infección persistente por el virus del papiloma humano (VPH) a partir de los 30 años (no se recomienda realizar análisis del VPH a las mujeres menores de 30 años)
  • Un sistema inmunitario que no funciona correctamente
  • Infección previa por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH)
  • Exposición a dietilestilbestrol (DES) antes del nacimiento

Riesgo normal

 

Si ninguno de los puntos anteriores se aplican en su caso, es posible que su riesgo de cáncer de cuello uterino sea normal.