La tomosíntesis permite detectar un 41% más de los casos invasivos de cáncer de mama que con la mamografía convencional

Share to Facebook Share to Twitter Share to Linkedin Print
MD Anderson Cancer Center Madrid combina la tomosíntesis con la tecnología C-View para obtener mamografías con imágenes de alta calidad, lo que posibilita una detección de las neoplasias con mayor precisión y menor dosis de radiación.
Marzo 06, 2015

El cáncer de mama continúa siendo el tumor maligno de mayor incidencia y mortalidad entre las mujeres de nuestro país. Hasta la fecha, la mamografía ha resultado la técnica de elección para el cribado poblacional y la única que ha demostrado una disminución de la mortalidad a largo plazo. Sin embargo, aunque se trata de una técnica muy útil, hasta un 20-30% de los cánceres de mama pueden no detectarse en el cribado mamográfico convencional o 2D. Por ello MD Anderson Madrid ha instalado un nuevo mamógrafo con tomosíntesis que, como explica el doctor Javier Blázquez, jefe de servicio de Radiodiagnóstico de MD Anderson Cancer Center Madrid, “el desarrollo de la imagen 3D y la implantación de la tomosíntesis han supuesto una revolución para mejorar el proceso diagnóstico, logrando detectar un 41% más de los casos invasivos de cáncer de mama”.

La tomosíntesis es una técnica diagnóstica que permite disminuir la superposición de los tejidos en la imagen al adquirir secuencialmente vistas consecutivas de la mama con una dosis baja de radiación. En los estudios tomográficos de mama, el tubo de rayos x se mueve realizando un arco que, en función de su amplitud, permite obtener un número variable de proyecciones en diferentes planos y con cortes de grosor de 1mm. Los datos obtenidos son posteriormente reconstruidos y con ello, se obtienen imágenes consecutivas de la mama que posibilitan una mejor detección y caracterización de lesiones mamarias.

Comparativa de mamografía convencional y tomosíntesis

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Así, a diferencia de la mamografía convencional, la tomosíntesis ha conseguido mejorar la detección de lesiones en mamas densas, frecuente sobre todo en mujeres jóvenes.“La menor sensibilidad de la mamografía convencional en la mama densa está relacionada con las características de la técnica 2D. Al tratarse de una imagen bidimensional, hace más difícil detectar lesiones sospechosas de malignidad o crea imágenes falsamente sospechosas” ha indicado la doctora Silvia Castilla, radióloga de la Unidad de Tumores de Mama de MD Anderson Madrid.

Esta cualidad ayuda a reducir el número de biopsias y sobre todo el de rellamadas a la paciente. “Antes era muy frecuente que al observar una lesión no se percibiera claramente si la imagen estaba mal definida por superposición de tejido o por presencia de lesión real subyacente. La solución era comprimir la mama en esa localización y realizar nuevamente una proyección magnificada sobre esa área, con la intención de ver si la superposición desaparecía o no. Con las imágenes obtenidas por tomosíntesis conseguimos eliminar este problema en la mayoría de los casos”, ha señalado el doctor Blázquez. 

Reducción en la dosis de radiación y mayor comodidad para la paciente

Junto con la tomosíntesis, MD Anderson Cancer Center Madrid también ha incorporado la tecnología C-View en su servicio de Radiodiagnóstico, lo que ofrece la posibilidad de trabajar el cribado a partir de una imagen sintetizada 2D que resulta muy similar a la de una mamografía convencional. Esta tecnología obtiene la imagen de la mama sumando los datos de los diferentes cortes de tomosíntesis adquiridos durante el examen de mamografía.

La principal ventaja de este nuevo sistema es que proporciona un material extrapolable a la mamografía digital 2D pero con una dosis de radiación  menor. “Además, la combinación de las imágenes 3D de la tomosíntesis y 2D de C-View se producen en un menor tiempo de compresión de la mama, lo que incide muy positivamente sobre la comodidad del paciente”, ha concluido la doctora Castilla.