Medicina Integrativa

Medicina complementaria e integradora

Los términos “medicina complementaria” y “medicina alternativa” se utilizan a menudo indistintamente; sin embargo, se trata de dos abordajes diferentes del tratamiento de la enfermedad. La medicina complementaria se emplea además de la medicina convencional, o para complementarla; la medicina alternativa sustituye al tratamiento convencional.

En MD Anderson Madrid siempre abordamos estas terapias desde el plano complementario: nunca deberán sustituir al tratamiento médico dictaminado por el oncólogo u otro especialista, y siempre han de ser ejercidas por profesionales médicos y sanitarios debidamente cualificados.

La medicina y oncología integrativa tienen la finalidad de combinar las medicinas complementarias más eficaces junto con la oncología tradicional, siendo esta última el abordaje terapéutico fundamental del cáncer y el resto de terapias un complemento para paliar los efectos secundarios de la enfermedad y de los tratamientos oncológicos. El objetivo es que el paciente pueda  persistir y completar los tratamientos pautados por su oncólogo con mejor calidad de vida y con los menores síntomas adversos posibles.

El cáncer trastoca profundamente todos los aspectos de la vida y requiere un abordaje desde un punto de vista integral, teniendo en cuenta todos los factores individuales que puedan influir en el bienestar y salud de cada uno de los pacientes.

Un breve apunte histórico:

La oncología integrativa nace en Estados Unidos en los años ochenta con la creación del instituto de medicinas alternativas y complementarias (NCAMM) y con  la intención de investigar y formar a médicos y profesionales sanitarios en todo lo que se refiere a las terapias complementarias y regular su uso para proteger a los pacientes de prácticas inadecuadas.

Posteriormente, ante el incremento de la demanda de estas terapias por parte de los pacientes, se crea en el 2003  la Sociedad de Oncología Integrativa (SIO), compuesta de profesionales de la salud de diferentes disciplinas comprometidos con la investigación y formación de terapias complementarias en pacientes con cáncer. Ambos dos estamentos  tienen  financiación estatal  y ofrecen paginas webs actualizadas con artículos de evidencia científica y guías clínicas a disposición de cualquier usuario interesado.

Tipos de terapias complementarias:

  • Médicas (acupuntura )
  • Cuerpo y mente (meditación, yoga, hipnosis, reiki, relajación)
  • Corporales (osteopatía, fisioterapia, masaje terapéutico)
  • Nutricionales (fitoterapia, inmunoterapia, nutrición)

Cada vez más estudios avalan la eficacia de la acupuntura en el tratamiento del dolor, nauseas, vómitos y ansiedad, lo cual anima a seguir apostando por el modelo de medicina  integrativa en estos pacientes.

Antes de probar un tratamiento de medicinas complementarias es importante tener en cuenta:

  • El objetivo o de las terapias es: complementar  y paliar síntomas para ayudar a persistir y finalizar los tratamientos fundamentales y curativos del cáncer, que serán los pautados por el oncólogo, cirujano o especialista correspondiente.
  • Cuidado con las falsas expectativas de curación: las terapias complementarias nunca deben sustituir los tratamientos convencionales. 
  • Ponerse en manos siempre de profesionales sanitarios y médicos debidamente cualificados.
  • Consultar y comunicar cualquier tratamiento complementario que desee iniciar a su oncólogo.
  • Ante la aparición de cualquier síntoma nuevo o reciente siempre consultar con su oncólogo o especialista, antes de decantarse por un tratamiento complementario.

Equipo médico