Incontinencia

Incapacidad para controlar la evacuación de orina o de heces. La incontinencia urinaria suele estar provocada por un déficit nervioso o por una enfermedad tumoral que invade ciertas áreas. Consiste en un flujo de orina de forma constante e imprevisible, y que no responde a tratamiento, y que es completamente inadvertida. La incontinencia fecal se produce igualmente por un déficit neurológico o por una enfermedad tumoral de ciertas áreas del recto y el esfínter anal, y es un cambio de hábitos intestinales caracterizado por la salida involuntaria de heces con relajación total del esfínter y sin ninguna sensación de que se está produciendo.