Ejercicios tras cirugía de Mama después de retirar los drenajes

División de Cirugía Oncológica Unidad de Patología Mamaria

Ejercicios para realizar tras la Cirugía de Mama (una vez retirados los drenajes)


Recomendaciones Generales

  • Comience a realizar estos ejercicios inmediatamente después de la intervención quirúrgica si no tiene drenajes, o tan pronto como estos le sean retirados por el personal sanitario.
  • Estos ejercicios están especialmente diseñados para mejorar la movilidad y flexibilidad de su hombro y su brazo tras la intervención. Además ayudan a prevenir la aparición de contracturas musculares dolorosas y la inflamación de la articulación del hombro (“hombro congelado”).
  • Después de la intervención quirúrgica es normal que note tirantez en el pecho y la axila. Esta sensación tienda a disminuir progresivamente a medida que usted realiza los ejercicios propuestos.
  • Muchas mujeres tienen sensación de “quemazón, acorchamiento y pinchazos en la cara interna del brazo y/o el pecho. Esta sensación es normal y se produce por irritación de determinados nervios de la axila y el pecho durante la cirugía.
    Aunque con el tiempo tienden a desaparecer, estas molestias pueden persistir varias semanas después de la cirugía. No debe dejar de realizar sus ejercicios a menos que note que el brazo se le hincha o el dolor es muy intenso.
  • La tabla se compone de ocho ejercicios. Cada ejercicio deberá repetirse cinco veces y debe realizar la tabla completa tres veces al día.
  • Continúe realizando los ejercicios hasta que note que su hombro y brazo se mueven con normalidad (como antes de operarse), lo que suele ocurrir entre dos y tres meses después de la cirugía. Si pasado este tiempo nota dificultades en la realización de tareas habituales (peinarse, vestirse, asearse, etc.) no dude en consultarnos.
TABLA DE EJERCICIOS
  1. Tumbada sobre la espalda, con los hombros relajados.
  2. Muy lentamente, rote los hombros hacia atrás.
  3. Rote ahora los hombros hacia delante.
  4. Repita el ejercicio cinco veces.
  1. Tumbada sobre la espalda, con los brazos estirados a lo largo del cuerpo.
  2. Acerque sus omóplatos (“paletillas”) como se ve en la figura.
  3. Mantenga la posición cinco segundos y luego relájese.
  4. Repita el ejercicio cinco veces.
  1. Tumbada sobre la espalda, sujete el codo del brazo afectado con la otra mano como se ve en la figura.
  2. Tire del codo y mantenga la postura durante cinco segundos, luego relájese.
  3. Repita el ejercicio cinco veces.
  1. Tumbada sobre la espalda con los brazos a lo largo del cuerpo.
  2. Manteniendo el brazo estirado, elévelo por encima de su cabeza (como si dibujara con su brazo medio círculo).
  3. Mantenga la postura cinco segundos, y muy despacio, vuelva a la posición inicial.
  4. Repita el ejercicio cinco veces.
  1. Tumbada sobre su espalda, con las manos entrelazadas detrás del cuello.
  2. Acerque y aleje sus codos.
  3. Repita el ejercicio cinco veces.
  1. Haga un rodillo (de unos 10 cm. de ancho) con una toalla pequeña.
  2. Túmbese en la cama de manera que el rodillo quede entre sus omoplatos (“paletillas”) como indica la figura.
  3. Manténgase en esta posición durante cinco minutos.